Blog educativo dedicado a compartir material didáctico y Pedagógico para la Comunidad Educativa Salvadoreña y Latinoamericana en general.

lunes, 13 de abril de 2020

Posted by Profe Obed on 10:24:00 in , | No comments
En El Salvador vamos para un mes de cuarentena domiciliar obligatoria por el COVID19, docentes y estudiantes tuvieron que cambiar de forma abrupta, el estilo de aprendizaje-enseñanza al que se estaba acostumbrado, y es que la vida a veces nos hace cambiar el rumbo sin estar preparados para lo que se viene, como es nuestro caso. NADIE ESTABA PREPARADO PARA UNA EDUCACIÓN 100% VIRTUAL
Tenemos a los padres (con justa razón) quejándose de la "sobrecarga" de trabajo para sus hijos/as, docentes que les ha tocado invertir en recursos, con fondos propios, como: computadora, mejores teléfonos, conexión a internet, energía eléctrica y otros más; claro sin dejar a los estudiantes que deben adaptarse a las nuevas exigencias, cada uno en el nivel que le corresponde.
En el caso de bachillerato y tercer ciclo, ellos al tener la tecnología a su alcance, se les vuelve fácil usar la plataforma que sea para el desarrollo de las clases virtuales, sin embargo, no es el caso de los más pequeños, mientras menor sea el nivel, más compromiso de los padres debe existir; hoy más que nunca necesitamos unirnos como comunidad educativa, los docentes siendo flexibles a las necesidades de cada familia, los padres asumiendo su rol en la medida de sus posibilidades (no es fácil salir a trabajar o trabajar desde casa y además estar pendientes de la educación de sus hijos) y por supuesto a los estudiantes que deben dar su mejor esfuerzo para sacar algo bueno de esta situación.

Hay dos formas de enfrentar esta situación: la primera es con una actitud negativa y catastrófica, pensando que todo saldrá mal y poniendo obstáculos a todo y la otra opción es con una actitud positiva confiando en Dios que saldremos adelante con los pocos recursos o conocimientos tecnológicos con los que contamos. Quiero hacer una llamado a los estudiantes, especialmente de sexto grado en adelante, a que tomen esto en serio, es una gran oportunidad para adaptarnos a una educación virtual, a ir dejando, en la medida de lo posible los videojuegos, videos y otros medios de entretenimiento para centrarnos en algo de lo que podamos sacar provecho.

En la víspera de Navidad de 1664, un residente de Londres llamado Goodwoman Phillips fue hallado muerto en el destartalado distrito de “San Los bubones” reveladores en su cadáver no dejaron ninguna duda sobre la causa de la muerte. Su casa fue sellada y las palabras “Señor ten piedad de nosotros” fueron pintadas en la puerta en rojo: Phillips había muerto de peste bubónica. Sólo se informó de otras pocas muertes por la plaga en los meses siguientes. Pero para abril, los números habían empezado a subir notablemente. Cuando llegó el verano, la muerte estaba en todas partes. Los registros de mediados de julio mostraban 2.010 muertes, repartidas entre todas las parroquias de Londres. El número de muertos una semana después había saltado a 7.496. En un período de 18 meses, la Gran Plaga de Londres, como se llamó la epidemia, se cobraría más de 100.000 vidas, aproximadamente un cuarto de la población de la ciudad.
Tanto entonces como ahora, el distanciamiento social fue una respuesta importante al brote mortal. Los residentes urbanos que podían permitírselo huyeron al campo. Entre las instituciones que cerraron durante ese tiempo estaba la Universidad de Cambridge, y entre los estudiantes que se dirigieron a casa para lo que hoy llamaríamos auto cuarentena estaba un estudiante de matemáticas de 23 años llamado Isaac Newton.
Durante el siguiente año y medio, Newton permaneció en la granja de su familia en Lincolnshire, leyendo, estudiando y pensando solo. Mientras la peste bubónica hacía estragos en otros lugares, Newton se embarcó en lo que más tarde describiría como el período más productivo intelectualmente de su vida.
Fuera de su ventana en Woolsthorpe Manor estaba «el manzano» que condujo a la Teoría de la gravedad de Newton.
Así es, la manzana que cae y el golpe en la cabeza que condujo a la deducción de la gravedad.
Las cosas no se desarrollaron exactamente de esa manera, pero Newton llegó a pensar en los principios de inercia y cómo se evita que una manzana en el aire, o cualquier objeto, vuele desde la Tierra hacia el espacio.
Según un borrador de la vida de Newton de su asistente John Conduit, Newton mismo describió:
«A principios del año 1665 (…) comencé a pensar en la gravedad que se extendía hasta el orbe de la Luna y … deduje que las fuerzas que mantienen a los planetas en sus orbes deben ser recíprocamente como los cuadrados de sus distancias desde los centros alrededor de los cuales giran (…)
Una cuarta parte de la población de Londres pereció en la Gran Plaga de 1665 y 1666. Newton regresó a Cambridge en 1667, y dos años después se convirtió en profesor.
Por su parte, durante una cuarentena de la plaga de 1605, William Shakespeare escribió Macbeth y El Rey Lear.
«La peste fue la fuerza más poderosa que moldeó su vida y la de sus contemporáneos», escribió Jonathan Bate, uno de sus muchos biógrafos.


CONCLUSIÓN: Si eres docente, aprovecha el tiempo y especialízate en lo que siempre quisiste sobresalir, si eres estudiante, busca video tutoriales de dibujo, de programación, de edición de videos o de lo que a ti te gusta, pero aprovecha el tiempo y esta gran oportunidad que Dios nos ha dado!



0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscador